Tener un bebé es una de las experiencias más bonitas en la vida de una mujer, pareja o familia. Sin embargo, es una etapa llena de dudas, llanto, miedo, nervios, cansancio y agotamiento, ya que todo lo que pasa es nuevo y no sabemos cómo actuar o qué hacer.

Un pequeño humano dependerá de ti para todo, desde el sueño, protección, limpieza, alimentación, vacunas, consultas pediátricas, entre otras. Y para ayudarte durante este desafiante proceso, en Kidiatras contamos con expertos en pediatría, lactancia, ginecología, terapia del lenguaje, entre otros.

Y precisamente, uno de los aspectos fundamentales y que más preocupa a los nuevos papás y a los que ya tienen experiencia es la salud y control del niño sano. Por ello, desde los primeros días de nacido es importante que acudas con un pediatra calificado.

¿Por qué es necesario llevar a mi bebé con un pediatra?

Llevar a tu bebé o hijo a consultas regulares con un pediatra es básico y fundamental para un sano desarrollo.  El médico puede controlar y vigilar el crecimiento y desarrollo de tu pequeño Recuerda que la primera revisión debe ser entre los tres y cinco días después de su nacimiento.

Dependiendo de su desarrollo, las visitas al pediatra se deben agendar cada quince días, de forma mensual, trimestral, semestral y anual. Tu pediatra te indicará la opción perfecta para tu hijo.

Control del crecimiento


Tu pediatra durante las consultas vigilará el tamaño de tu bebé, desde el diámetro de la cabeza, su estatura y peso. Con estas medidas podrá determinar la curva de crecimiento, esto con el fin de saber si está creciendo de forma normal.

Además, en cada visita hace un pequeño examen físico, donde observará el funcionamiento de la cabeza, ombligo, corazón, genitales, oídos, ojos, boca, piel, pulmones, abdomen, piernas, pies, cadera, entre otros.

También vigilará si tu bebé ya  sostiene la cabeza, hace sonidos, intenta agarrar objetos, si puede sentarse, voltear, gatear, hablar. Asimismo, podrán determinar el momento perfecto para la alimentación complementaria.

¿Vacunas?

Este punto es básico, desde recién nacido y conforme vaya creciendo, tu pediatra te indicará las vacunas que le tocan.

¿Tienes dudas o necesitas ayuda? Contáctanos, en Kidiatras estamos para asesorarte en cada paso o etapa.